Once hábitos para dormir plácidamente

Viernes 22 de mayo de 2009

Cansancio, irritabilidad, falta de concentración y somnolencia son sólo algunos de los problemas que se presentan cuando no se puede dormir como es debido. Consultamos a cuatro especialistas sobre cómo lograr conciliar el sueño de manera práctica y muy efectiva. Descanso ciento por ciento saludable.

Once hábitos para dormir plácidamente

13

Compartido
Compartir:

Adriana Chávez 

1. Bajar el nivel de actividad mínimo una hora y media antes de meterse en la cama. Es clave para que el cuerpo se relaje y el cerebro se prepare para descansar.

2. Tomar un baño de agua caliente una hora antes de acostarse ayuda a que los músculos se distiendan y usted se sienta más liviano y relajado antes de irse a la cama.

3. Darle a la cama el sentido que le corresponde. No trabaje ni estudie dentro de las cobijas, de lo contrario el cerebro continúa procesando información y no se programa para dormir.

Hary Dhana

4. No perturbar la mente antes de acostarse. Evite ver películas violentas que pongan en alerta la mente. Así mismo, si va a leer un libro procure que éste sea una invitación a la relajación, es decir, busque temas que no lo inquieten ni le generen preocupación.

5. La relajación es la clave y para ello es recomendable hacer un recorrido mental por todo el cuerpo. Este consiste en acostarse boca arriba sin que sus extremidades se toquen entre sí, y concentrarse en recorrer el cuerpo empezando por los pies hasta llegar lentamente a la cabeza. Lo siguiente es concentrarse en el ritmo respiratorio y procurar que las inhalaciones se hagan de manera natural con conteos bastante profundos.

Rafael Gómez Arango 

6. El sedentarismo es el mejor amigo del insomnio, por eso es necesario tener algún tipo de actividad durante el día. Realizar ejercicio de manera regular y controlada es no sólo saludable sino que programa al cuerpo para pedir un receso en la noche.

7. Tener ritmos durante el día. Establecer horas exactas para comer y para comenzar y terminar el día le enseñan al cuerpo y al cerebro rutinas de vigilia y descanso.

8. Recibir el sol durante el día e irse a dormir en la penumbra le ayuda al cerebro a equilibrar lo que se conoce como el ciclo de día y el ciclo de noche. De esta manera el cuerpo recibe energía que podrá liberar durante el sueño.

Laura Álvarez

9. Cenar dos o tres horas antes de ir a dormir, luego salir a caminar unos cuantos minutos dando la vuelta a la manzana para así estimular el sistema digestivo. El cuerpo no debe estar haciendo la digestión durante el sueño.

10. Antes de entrar a la cama dar un masaje a los pies, aplicando presión con los pulgares con movimientos circulares por toda la planta. Esto estimula el sistema nervioso parasimpático encargado de activar el ciclo de descanso, relajación y calma.

11. Respirar adecuadamente facilita conciliar el sueño. Siéntese en postura fácil (en flor de loto, con las piernas cruzadas y la columna erguida), inhale por la fosa nasal izquierda tapando el orificio nasal derecho con el pulgar de la mano derecha y luego exhalar por la fosa nasal derecha tapando el orificio izquierdo con el dedo índice de la mano derecha. Repetir esta acción durante tres minutos.

Cromos.com.co
Publicidad
Publicidad

Lo más...

.