Se encuentra usted aquí

Enfermedades de transmisión sexual

¿Cómo afrontarlas?. El verdadero peligro de contraer una enfermedad de transmisión sexual está en no tratarla adecuadamente por vergüenza. No tema, aprenda a evitarlas y a afróntarlas de la manera correcta.

La abstinencia quedó en el pasado, ahora cada vez son más las personas que tienen relaciones sexuales a muy temprana edad. Si a esto se le suma que la mayoría de ellos cambia de pareja con bastante frecuencia, el riesgo de enfermarse es cada vez mayor.

El verdadero error está en pensar que lo peor que puede resultar de una relación sexual sin protección es quedar embarazada de un hijo no planeado. El peligro de no cuidarse es que se puede contraer una infección y no saberlo hasta cuando es demasiado tarde, ya que la mayoría de quienes las padecen no saben que están contagiados por no presentar síntomas.

Esta falta de alerta aumenta el riesgo de transformar una infección tratable con antibióticos, en una enfermedad de esterilidad tanto en hombres como en mujeres, ya que de los 30 tipos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) que se conocen, 26 atacan principalmente a las mujeres y 4 a ambos sexos. Aunque el VIH, gonorrea y la sífilis son las más conocidas, el herpes genital, la hepatitis, vaginitis, clamidia y el virus del papiloma humano (VPH) cada vez son más frecuentes, especialmente en adolescentes promiscuos.

Lo que todas tienen en común es que son tratables, sin embargo es muy importante que tenga en cuenta lo siguiente:

> Evitar cambiar de pareja con mucha frecuencia.

> Usar preservativos o espermicidas en cada relación sexual.

> No esperar a sentirse mal para consultar un especialista. Asistir a controles de manera regular (cada seis meses) aumenta el éxito del tratamiento recomendado.

> Asegurarse que quien lo atienda sea un especialista y conozca su historial médico. Tener un médico de confianza es clave para aquellos que lo piensan dos veces por vergüenza.

> Hacerse los controles necesarios. El peor error es pensar que por una vez que se tomen los antibióticos recetados es suficiente. Asegúrese de asistir a los controles hasta que su médico le diga que ya no es necesario.

La clave está en la información que se tenga y manejarla de manera responsable. Por eso tenga en cuenta esta lista de síntomas para que no ponga en riesgo su salud:

Papiloma Humano (VPH)

> Verrugas en la piel de las zonas genitales

VIH

> Fiebre

> Dolor de cabeza

> Malestar general

> Aumento de tamaño de los nódulos linfáticos

> Depresión

Hepatitis

> Dolor de cabeza, fotofobia

> Fiebre de 39ºC

> Náuseas, vómitos

> Faringitis, tos y romadizo

Vaginitis

> Irritación y/o picazón del área genital

> Ardor al orinar

> Dolor/irritación durante la relación sexual

Clamidia

> Dolor en la parte inferior del vientre, dolor de espalda

> Náusea, fiebre

> Dolor durante las relaciones sexuales o sangrado entre los períodos menstruales.

Gonorrea

> Dolor en la parte inferior del abdomen.

> Dolor al orinar

Sífilis

> Erupción en manos y pies

> Fiebre leve

> Inflamación de los ganglios linfáticos

> Pérdida del cabello

Publicidad

Publicidad

Publicidad