Se encuentra usted aquí

Calvicie, un problema que se puede detectar

Por medio de un test se puede detectar si hombres y mujeres serán calvos en el futuro. Según un estudio español, la raza blanca tiene más probabilidades de sufrir este mal.

La caída de cabello constituye una preocupación cada vez mayor entre los jóvenes, y es que la pérdida del pelo, que afecta en mayor medida a hombres que a mujeres aunque a edades cada vez más tempranas, incide de forma muy negativa en la autoestima de la persona.

Son frecuentes los casos que, para disimular la pérdida precoz de cabello, deciden apuntarse a la moda de raparse la cabeza, una alternativa tan válida como recurrir a la cirugía.
 
ALTA PREDISPOSICIÓN

La genética, como causa principal, y las alteraciones psicológicas están detrás de la aparición precoz de la alopecia, una tendencia al parecer irreversible si nos atenemos a los resultados de un estudio llevado a cabo en España entre un millar de personas por Svenson, multinacional de tratamientos capilares, que indica que el 60 por ciento de la población masculina de más de 18 años tiene alta predisposición a perder pelo.

“En nuestros treinta años de experiencia en España, hemos podido comprobar que actualmente ha aumentado el número de casos de alopecia, tanto en hombres como en mujeres”, explicó Vázquez.

Por lo que se refiere a distinción entre sexos, el estudio revela que los varones lo pueden sufrir hasta en un 89 por ciento, frente al 16 por ciento de las mujeres.

A nivel global, Vázquez aludió a “estudios que demuestran que hay diferencias étnicas por lo que respecta a la alopecia: la raza blanca tiene la más alta incidencia de calvicie, mientras que en la negra es mucho más rara y poco frecuente".

“En el caso de los orientales –añadió-, se les cae el cabello mucho después que a la raza blanca”.
 
Tras desterrar categóricamente el mito de la relación entre alopecia y potencia sexual, el experto consideró que el incremento de la alopecia en las mujeres tiene que ver tanto con razones genéticas como de estrés,  ansiedad y tratamientos hormonales.

TEST PREDICTIVO

Sobre la posibilidad de detectar anticipadamente la alopecia, Vázquez aseguró que el test HairDX es capaz de reunir información genética, tanto del padre como de la madre, por lo que, a su juicio, “tiene una gran capacidad predictiva”.

“Es una prueba revolucionaria ya que permite adelantarse a la pérdida del cabello y ofrece la información antes de que aparezcan los síntomas de caída”, añadió.

Para realizar el test genético de detección de la alopecia sólo se precisa de una muestra de mucosa oral obtenida mediante frotis. La muestra se envía después a unos laboratorios en Estados Unidos donde se realiza el análisis y los resultados pueden obtenerse en unas tres semanas.

Según el experto, este test detecta la predisposición genética de un individuo de desarrollar alopecia androgenética (calvicie común) analizando el gen del receptor androgenético. De esta forma, en hombres cuyo progenitor tiene una mínima pérdida de cabello y que dan positivo en la variante G del gen asociado a la alopecia androgenética cuando se realizan este test, tienen un 80 por ciento de probabilidades de desarrollar este tipo de calvicie.

En cambio, para aquellos cuyos padres no presentan signos de alopecia y  han dado negativo para la variante de este mismo gen en el test referido,  el riesgo de tener calvicie es sólo del 10 por ciento.

Por lo que respecta a las mujeres, esta prueba determina la longitud del trinucleótido CAG del alelo corto del cromosoma X perteneciente al gen del receptor de andrógenos.

“Un 97,7 por ciento de las mujeres con una mayor longitud del trinucleótido tienen un altísimo riesgo de desarrollar calvicie”, dijo Vázquez.

LOS TRATAMIENTOS

Sobre los tratamientos más eficaces contra la calvicie no hay todavía unanimidad científica, aunque experto precisó que “las investigaciones más avanzadas en esta materia van dirigidas a la clonación de cabellos y, aunque ahora está en fase experimental, dentro de 10 o 15 años será una realidad”.
 
El especialista alertó, por otro lado, sobre los “crecepelos milagro” que se ofertan en el mercado y, en muchos casos, a través del correo basura. La organización FACUA-Consumidores en Acción denunció en abril pasado a las autoridades sanitarias españolas por publicidad fraudulenta al producto Hair Grow Plus 3x1, que se anuncia como un crecepelo milagroso y se presenta como "el mayor avance en la lucha contra la calvicie", prometiendo resultados visibles "desde el primer día". 

“Está demostrado –apuntó Vázquez- que los milagros no existen, y hoy por hoy afortunadamente ya no hay casi nadie que crea en ellos. Y también es cierto que el sector de la salud capilar se ha profesionalizado con los últimos avances en farmacología y en técnicas de cirugía capilar,  como el microinjerto, con excelentes resultados”.
 
Entres los fármacos cuya eficacia se ha demostrado, al menos parcialmente, en los tratamientos contra la calvicie figuran algunos que fueron prescritos para combatir otras patologías y demostraron beneficios colaterales. Entre ellos cabe citar la Spironolactona, un diurético, el Finasteride, habitual en el combate contra la hipertrofia de próstata, y el Minoxidil, un hipotensor.

Publicidad

Publicidad

Publicidad