8 pasos para dejar a un lado la frigidez

Viernes 4 de diciembre de 2009

Depresión, ansiedad, dolor, aburrimiento, estrés y baja autoestima son algunos factores que les impiden a las mujeres tener relaciones sexuales placenteras.

8 pasos para dejar a un lado la frigidez

78

Compartido
Compartir:

Los hombres no son los únicos con problemas de disfunción sexual. Las mujeres también la padecen. Dos especialistas nos contaron cómo tratar la tan temible frigidez, que afecta a una de cada diez mujeres entre los 30 y 60 años de edad.

Carolina Londoño Gutiérrez. Médica sexóloga clínica y sexoterapeuta

1. Experimentar. Las caricias y los juegos sexuales son la clave para no aburrirse en la cama. Deje el pudor a un lado y arriésguese a cosas nuevas. El placer está donde menos se espera.

2. Dejar de fingir. Una mujer que simula un orgasmo por mucho tiempo puede llegar a sufrir de anorgasmia (ausencia total del orgasmo sin perder el deseo sexual). Esto provoca relaciones sexuales de mala calidad que pueden acabar con su relación de pareja.

3. Ejercitarse. El orgasmo se siente en el músculo pubococcigeo; si éste no se fortalece, se atrofia y se vuelve insensible. Los ejercicios de Kegel (contraer los músculos de la vagina durante tres segundos y relajar en 10 repeticiones) ayudan a incrementar las sensaciones durante el orgasmo.

4.Controlar el consumo de medicamentos. Cualquier fármaco, independientemente del motivo de su uso, afecta la respuesta sexual. Lo importante es no excederse. En caso de tratarse de un tratamiento por enfermedades crónicas, es ideal consultarlo con un ginecólogo.

Elizabeth Gutiérrez Flórez. Psicóloga sexóloga Clínica

5. Hablar con la pareja. La respuesta sexual femenina está condicionada por las emociones. Las mujeres que se sienten consentidas y amadas alcanzan el orgasmo con mayor facilidad y satisfacción.

6. Aceptar que hay un problema. Cada persona es responsable de su propia respuesta sexual, no se puede solo “echarle la culpa“ a la pareja de la propia dificultad para responder sexualmente. Si siente que algo no funciona, no lo esconda, la disfunción sexual es completamente curable.

7. Ojo con el estrés. Tener relaciones sexuales para desestrarse puede tener el efecto contrario. Procure estar con su pareja cuando esté relajada y se sienta bien con usted misma. De lo contrario, generaría apatía sexual (falta de deseo) y con el tiempo llegará a ver la relación sexual como un castigo.

8. Aprender de sexo. La ignorancia en la cama es sinónimo de insatisfacción. Muchas mujeres, por falta de una buena educación sexual, temen contraer enfermedades o lastimarse, por lo que prefieren evitar el sexo a como dé lugar. Pregunte e infórmese para aprender a conocer su cuerpo y lo que puede hacer con él.

Cromos.com.co
Publicidad
Publicidad

Lo más...

.