Se encuentra usted aquí

Cualidades de una reina de verdad

Aunque muchos siguen creyendo que una reina es aquella mujer bonita que sólo tiene que preocuparse por la piel, el gimnasio y la comida, quiero recordarles que es mucho más que eso.

Las reinas son mujeres con vocación social que están dispuestas a servir, a brindar alegría y sonrisas a una sociedad que, aunque no lo reconozca abiertamente, necesita y se nutre de eso. Pero su vocación debe ser, además, la buena disposición a las críticas y los comentarios en ocasiones ligeros pero perturbadores, a las largas jornadas de maquillaje, a las restricciones alimentarías severas –mal llamadas dietas–. Ni qué decir de sus familias, que utilizan una gran cantidad de recursos económicos propios para hacer ese sueño realidad. Porque la mayoría de las veces ese sueño se inicia como un proyecto individual, pero termina siendo colectivo con consecuencias evidentes en las finanzas colectivas.

Lo importante de todo esto es hacer valer el lugar que se merecen. Muchos de los que conozco se refieren de manera rápida a la definición de reina y una vez las conocen más a fondo, se dan cuenta de los valores, el esfuerzo y la inteligencia que muchas poseen, así como la gran concentración y capacidad de respuesta ante las situaciones extremas que día a día se presentan.

Es también cierto que hay diferentes tipos de bellezas y podríamos, si quisiéramos ponerles algún nombre, pasar de la belleza incomprendida, aquella que tiene ratos buenos y fotos muy malas, a la belleza imposible, aquella que por más retoquitos sus proporciones no permiten equilibrio: cuantas más cirugías se hagan, más raras y antinaturales se ven... Podríamos seguir enumerando bellezas hasta llegar a la belleza real, aquella que por mal maquillada que esté, por mal que esté vestida, se destaca, tiene armonía y hasta los ojos de los más conocedores le reconocen el mérito.

A mi juicio, todas tienen su belleza real. El problema es no saberla identificar y potenciar: en algunas, está en su forma de ser, en otras en su cuerpo, en otras en sus piernas, en otras en la cara...

Lo importante es entender que por más que haya una favorita, el concurso es hasta el final. Hay tiempo para que todas alcancen a dar equilibrio a su tipo de belleza con actitudes de sencillez, disposición, alegría, carisma y buenas maneras. Un reinado se fundamenta en la belleza de nacimiento, pero también en la adquirida por una buena cirugía y buenas actitudes, aptitudes y conocimientos.

Atlántico

Tonificar y aumentar
el volumen glúteo

Bogotá

Fortalecer el abdomen bajo

Cauca

Revisar la expresión de la mirada “cola de ceja”

Caldas

Incrementar el volumen glúteo

Magdalena

Definir más el abdomen bajo y la cintura

Meta

Mejorar el abdomen y la espalda baja

Córdoba

Bajar unos kilos y mejorar la definición muscular

Quindío

Trabajar la cintura y cuidar las características de la piel abdominal

Nariño

Trabajar la proporción abdomen-cintura-cadera

Valle

Subir un poco de peso para mejorar las proporciones.

Huila

Buena forma. Sin embargo, cuidado con el sobreentrenamiento en el volumen de los muslos

Norte de Santander

Mejorar la uniformidad de la piel en el abdomen

Secretos de belleza real

Cremas hidratantes corporales dos veces al día. Utilizar aceite corporal después del baño. Exfoliación con bicarbonato, crema y limón en la ducha. Agua de cáscara de piña antes de cada comida. Ejercicio 45 minutos todos los días. Alimentación a base de proteínas y vegetales. No comer carbohidratos en la noche. Sábila en el cabello durante 30 minutos y luego enjuagar. Gel frío en el cuerpo. Desmaquillarse siempre antes de dormir.

Publicidad

Publicidad

Publicidad