Se encuentra usted aquí

Enrique Peñalosa

Gracias a su trabajo en la movilidad y en la creación de espacios para el peatón, el ex alcalde de Bogotá se alista para recibir en Suecia el Premio Gotemburgo del Desarrollo Sostenible. El primer latinoamericano reconocido con este galardón nos dejó ver su lado más íntimo.

¿A quién le gustaría que reeligieran?

Al ‘Pibe’.

Lo primero que hace cuando se levanta.

Tratar de despertar a mi hijo para que se aliste para el colegio.

¿Quién le pone el ‘pico y placa’?

Los votantes.

¿A qué le da más espacio en su vida?

A mis hijos.

Un buen lugar para caminar.

Los cerros de la sabana.

¿Y acompañado de quién?

De amigos con quienes reírme.

¿Cuál ha sido su mejor conferencia?

Las que han producido cambios, así sean pequeños, para hacer ciudades más amables.

Una ciudad para vivir.

Bogotá 2039.

¿Cuál sería su mejor reforma personal?

Bajarle a la pasión y la vehemencia para defender aquello en que creo.

¿Cuántos días a la semana anda sin carro?

Varios.

Un gesto de independencia.

Haber inventado en Colombia la política de salir a la calle a repartir plegables con la gente, en lugar de plegarme a algún padrino.

¿Qué le produce seguridad?

Si se siente mucha seguridad es que no se está soñando y arriesgando lo suficiente.

Lo último que hace antes de acostarse.

Besar a Liliana, mi esposa.

¿Qué actividad tiene fija para los fines de semana?

Llevar a mi hijo a jugar fútbol.

¿A quién se arrepiente de haber insultado?

He insultado poco, pero me arrepiento de todas las veces que me he acercado a hacerlo.

El peor consejo que le han dado.

Hacer campañas negativas.

¿Para qué es experto?

Para disfrutar cada día.

¿Para qué es negado?

Desafortunada y dolorosamente para el baile.

¿Cuál sería su última voluntad?

Felicidad para mis hijos, recordándoles que se alcanza trabajando por ella.

¿Quién administra su vida?

Principios, sueños y esfuerzos.

¿Qué lo pone más cerca de las estrellas?

La luna llena. Soy lunático total.

Una cifra que nunca olvida.

El 25% de los niños que nacen en Colombia no son deseados en el momento de nacer.

¿En qué juego detesta perder?

Soy experto en derrotas...

Algo mágico.

Los llanos.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento?

Recordar que los peatones y los ciclistas tienen los mismos derechos que los que van en carro.

¿Cuál es su estado mental actual?

Desapego, y una paz cada vez mayor.

¿Qué le pone los pelos de punta?

Que no recojan el popó de los perros.

¿A quién le tiene miedo?

A muchos, pero espero poder controlarlo siempre.

¿Y quién le tiene miedo a usted?

Espero que nadie.

¿De qué equipo es hincha?

De la Selección Colombia y de Santa Fe, no obstante todo.

¿Dónde está Dios?

En todas partes, maravillosa y felizmente.

 ¿Qué es lo mejor de los premios?

Que mi mamá se alegra.

¿Para qué sirven las encuestas?

Para enterarse con tiempo que uno va a perder.

¿Hasta dónde le gustaría llegar en bicicleta?

Ojalá hasta mi entierro.

¿De qué tamaño es su ego?

El suficiente para soñar y creer que es posible volver los sueños realidad.

¿Con qué metro mide su vida?

Con la vida de mi padre.

¿Por qué molesta en su casa?

Me gustan los bananos pintones y las arepas santandereanas.

¿Qué leería en el TransMilenio?

CROMOS.

Publicidad

Publicidad

Publicidad