Tara Lynn, "Soy gorda !y qué!"

Miércoles 28 de abril de 2010

En un medio en el que el photoshop se ha convertido en el seguro de vida de cientos de modelos y actrices, Tara Lynn lució orgullosa sus 84 kilos en la portada de la revista Elle.

Tara Lynn,

951

Compartido
Compartir:

Complejo es una palabra que no está en el vocabulario de Tara Lynn. A sus 27 años, no le afecta comprar ropa talla XL en almacenes donde todas son delgadas, desde la dependienta hasta los maniquís. A diferencia de la mayoría de las modelos de su edad, tener el abdomen plano, cero celulitis y piernas tonificadas ya no es una prioridad.

Por eso para quienes la conocen no fue sorpresa verla en la portada de marzo de Elle, una de las revistas de moda más importantes en el mundo, que la escogió como imagen de su campaña a favor de las modelos de tallas grandes. Excelente elección. Tara sabe lo difìcil que es tener un cuerpo perfecto. Cuando trabajaba como niñera en la ciudad francesa de Chantilly hace cinco años, las amiguitas de la niña que cuidaba se burlaban y la llamaban gorda. Fue entonces cuando su imagen se convirtió en un problema y ser delgada a toda costa, en su único propósito.

El programa de adelgazamiento consistía en una hora y media diaria de ejercicio y apenas una comida al día. Tal era su ritual de belleza. “Perdí 30 kilos, pero siempre estaba hambrienta y me dolía algo”, afirma. Gracias a su dieta fue contratada en Nueva York por la agencia FordNY. Sin embargo, aunque los contratos eran buenos, su cuerpo le mandaba señales de auxilio, así que no tuvo más opción que retomar sus viejos hábitos alimenticios que, para su sorpresa, cambiaron su vida y su carrera de forma drástica.

Ser modelo de tallas grandes está de moda gracias a revistas como Glamour y Elle, que han empezado campañas para replantear los cánones de belleza que marcan la pauta en las pasarelas. Tanto así que es ahora, con sus 84 kilogramos, cuando el nombre de Tara está teniendo eco en el mundo del modelaje. Las veinte páginas de fotos suyas en la edición francesa de Elle, donde muestra sus irresistibles curvas en diseños atrevidos y reveladores, le abrieron las puertas de la revista V y de la agencia Heffner en Seattle.

Como era de esperarse, su talla es tema de controversia. Algunos lectores han criticado que aparezca desnuda. “No hay necesidad de mostrarla sin ropa para resaltar su tamaño”, escribió un lector en la página web de Elle. Y aunque las fotos cuentan con una producción impecable, Tara no logró ser incluida entre las elegidas del diseñador de la casa Chanel Karl Lagerfeld, quien se rehúsa a contratar mujeres de tallas grandes. El alemán, de 71 años, aseguró que “las que critican a las modelos por aparecer huesudas o anoréxicas son las típicas madres gordas que se sientan en el sofá todo el día comiendo papas fritas”.

Pero a Tara no le importa lo que diga Lagerfeld. Si hay algo que tiene claro es que prefiere ser la primera en la lista de las nuevas top model de tallas grandes al lado de Crystal Renn, que competir por un puesto entre mujeres tan delgadas y comunes que parecen repetidas. Por eso, mientras muchas se mueren de hambre para poder lucir un vestido de alta costura en las pasarelas de Milán, esta ex camarera examina ofertas de trabajo al tiempo que dirige un restaurante de comida latina del que, asegura, ha probado todo el menú.

Edad: 27 años

Nació en: Seattle, Washington (EUA).

Es: Modelo

Talla: 48

Cromos.com.co
Publicidad
Publicidad

Lo más...

.