Se encuentra usted aquí

Los secretos mejor guardados de Cristiano Ronaldo

El periodista italiano, Luca Caioli revela en su libro biográfico sobre el futbolista  portugués detalles íntimos y poco conocidos.

A Cristiano Ronaldo se le considera uno de los mejores futbolistas del momento, el más caro de la historia y uno de los deportistas más mediáticos de la actualidad. “Me encanta ser Cristiano Ronaldo”, ha dicho en alguna ocasión el protagonista de este libro que traza la biografía del deportista.  En el mismo se recoge su infancia en la isla portuguesa de Madeira dentro de una modestísima familia de clase obrera, así como su traslado al continente tras ser fichado por el Sporting de Lisboa, en el que a punto estuvo de abandonar el fútbol; su paso por el Manchester United, donde logró el Balón de Oro; su inverosímil traspaso a su actual equipo, el Real Madrid; su inacabable comparación con Leo Messi, así como sus partidos más recordados y sus grandes decepciones.  En “Cristiano Ronaldo. Historia de una ambición sin límites”, Caioli describe la prematura muerte del padre del astro del fútbol, la influencia de su madre, las mujeres de su vida y su misteriosa paternidad. También habla de su obsesión por la perfección, algo que ha marcado su trayectoria deportiva y su vida.  “Soy una persona  competidora y nunca voy a cambiar. Es verdad que con el paso de los años voy adquiriendo madurez, pero en lo fundamental pienso siempre igual”, dijo el futbolista, que en febrero pasado cumplió 27 años.   Nacido en Funchal, en la portuguesa isla de Madeira, Ronaldo salió de casa pronto para ir a jugar al Sporting de Lisboa, por lo que tuvo que madurar a marchas forzadas: “A los 14 años, Cristiano sabe que su padre es un alcohólico crónico y que su hermano Hugo es adicto a las drogas”, relata Caioli. “Algo que le asusta y le entristece, pero por lo que no se deja hundir. El hermano mayor acudirá a una clínica de Lisboa y, después de varias recaídas, saldrá del túnel. Sin embargo, su padre, no”.  Su padre fallece cuando Ronaldo se encuentra concentrado con la selección portuguesa, el día previo a un partido contra Rusia en el que los portugueses se juegan su clasificación para el Mundial de de 2006. Era septiembre de 2005.  “Quería jugar. Sólo sabía que quería jugar (…). Quería jugar el partido en honor a mi padre. Quería marcar un gol por él”, explicó Ronaldo tiempo después.  FALSA DENUNCIA Ya jugando en el Manchester United, Ronaldo fue acusado de violación: una mujer francesa aseguró haber sufrido un asalto sexual por parte de futbolista en una suite de un hotel de lujo en Londres. La noticia dio la vuelta al mundo en pocos minutos.  No son los mejores meses del futbolista, pero el episodio, del que Ronaldo siempre se ha declarado inocente, finaliza cuando la mujer retira la demanda. Es el 25 de noviembre de 2005. Cristiano no fue juzgado. “He defendido con firmeza mi inocencia y ahora me alegro de que este asunto se acabe”, dice en aquel momento a través de un comunicado.  Un año más tarde, en 2008, Ronaldo ganó el Balón de Oro. Logró 446 votos sobre los 480 posibles, y era el único de los 30 jugadores nominados al premio que figuraba en las 96 papeletas de los jurados. Supera por goleada a Messi, que queda en segundo lugar con 281 votos. El número 7, "CR7" como se le ha terminando apodando, sonríe, pero su rivalidad con el futbolista argentino del Barcelona se irá acentuando año tras año.  Ronaldo siempre se ha mostrado orgulloso de ser el futbolista más caro de la historia. Por su traspaso, el Manchester United recibió del Real Madrid 94 millones de euros. “Este acuerdo es histórico. 94 millones de euros es una gran suma de dinero”, manifiesta el jugador al conocer la noticia. Lo primero que hizo el futbolista fue llamar a su madre, que nunca había ocultado su deseo de que su hijo jugara en el equipo merengue. Era junio de 2009.  Además, a los 94 millones hay que sumar los trece millones de euros anuales que Ronaldo cobra. Su nuevo equipo le fija una cláusula de rescisión del contrato de 1.000 millones de euros. Será el comienzo del delirio de los aficionados blancos con el futbolista.  Por otro lado, su vida privada no hace mella en su trayectoria deportiva. La lista de novias y amantes, verdaderas o presuntas, es interminable. Casi cada semana las revistas del corazón se hacen eco de sus nuevas conquistas.  “Tengo mis momentos románticos y soy sensible”, ha dicho la estrella portuguesa. De Jordana Jardel, una modelo brasileña de 17 años, a la actriz inglesa Gemma Atkinson, pasando por la miss Italia 1994 Letizia Filippi o la mismísima Paris Hilton, de profesión millonaria.  Desde la primavera de 2010 mantiene una relación estable con la modelo rusa Irina Shaykhlislamova, “una mujer de carácter”, señala Caioli, “que parece haber conseguido lo que ninguna antes pudo lograr: que "CR7" siente la cabeza”. La madre de Ronaldo, María Dolores, parece ver con buenos ojos a la chica y ya se habla de boda inminente.  El auge del Barcelona, no obstante, su liderato en la Liga española, en Europa y en el mundo, frustran, en cierta medida, los sueños de Ronaldo quien, a toda costa, quiere lograr títulos, algo que se le ha resistido en los últimos tiempos en el Real Madrid y como seleccionado portugués.  Sin embargo, sigue dando inmensas alegrías a la afición blanca y, en su vida privada, todo parece marcharle muy bien.  “Con gran alegría y emoción informo de que recientemente he sido padre de un niño. La madre del bebé y yo hemos acordado, ya que ella prefiere que su identidad se mantenga confidencial, que me hijo se quede bajo mi exclusiva tutela”. Así comunicaba Ronaldo su paternidad el 3 de julio de 2010.  Lo que parece guiar a "CR7" es la perfección, según deduce Luca Caioli en su biografía.  Esa es su verdadera obsesión. Ni el juego, ni Messi, ni el gol, ni el Balón de Oro. “Algo que no es de este mundo”, sentencia el periodista italiano. 

Publicidad

Publicidad

Publicidad