Se encuentra usted aquí

Los jeques del fútbol

En el Mundial del 82 en España, un jeque compró a un árbitro para que anulara un gol. Ahora los jeques compran los equipos completos.

Millones para la celeste, Manchester City, Inglaterra. 

Propietario: Abu Dhabi United Group, propiedad de Mansour bin Zayed Al Nahyan.

Pagó 247 millones de euros

No gana un campeonato desde 1968, pero es muy probable que este año termine la sequía. Todo por cuenta de las inversiones de Zayed Al Nahyan, que ya suman cerca de 900 millones de euros en fichajes desde 2008. Comenzó comprando al brasileño Robinho por 42 millones de euros, y a Emmanuel Adebayor (que ya no está) por 30 millones; y continuó con Yaya Toure, por 30 millones, y a David Silva por 35 millones. Su más reciente y ostentosa contratación ha sido el argentino Sergio Agüero, comprado por 45 millones de euros, la más grande del fútbol europeo en esta temporada. Todo con el ánimo de llevar al Manchester City a la gloria de recuperar un título tras 44 años de fracasos. El City comanda la Liga desde hace rato, aunque escoltado muy de cerca por su rival de casa, el Manchester United. Eso sí, por ahora tiene prácticamente asegurado su ingreso a disputar la Champions League del próximo año. En medio de la crisis europea, El City es un bicho raro que no se cansa de demostrar su derroche, así muchos lo critiquen por su despilfarro.

Digno de París, Paris Saint Germain (PSG), Francia.

Propietario: Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani, de Qatar.

Pagó 80 millones de euros

La Ciudad Luz merece un equipo a la altura de su belleza. Y este jeque catarí está dispuesto a hacerlo realidad desde junio del año pasado, cuando anunció la adquisición del 70% de sus acciones. Lo primero que hizo fue contratar al brasileño Leonardo, extécnico del Milan, como gerente deportivo, y al italiano Carlo Ancelotti en la dirección técnica. Luego, anunció al mundo la compra del argentino Javier Pastore por 43 millones de euros, la transacción más alta de la historia del fútbol galo. Pero no se detuvo. Consiguió los servicios de los franceses Jérémy Menez y Kevin Gameiro por 8 y 11 millones de euros, respectivamente; y del serbio Milan Bisevac. Su más reciente sorpresa es la contratación del brasileño Thiago Motta. En total, ha desembolsado más de 90 millones de euros en jugadores. Y es aún más ambicioso. Ya hizo saber su interés por Kaká y por Benzemá, ambos en el Real Madrid.

Al estilo de Dubái, Getafe, España

Propietario: Butti Bin Suhail Al Maktoum, cabeza del grupo Royal Emirates.

Pagó 68 millones de euros

El Real Madrid y el Atlético de Madrid ya sienten pasos de animal grande. El Getafe, el equipo chico de la Comunidad de Madrid, está listo para hacerles frente. Al menos a partir del 1º de julio de 2012, cuando el equipo se convierta en Getafe Team Dubai y pase a ser propiedad del grupo Royal Emirates, encabezado por Butti Bin Suhail Al Maktoum, miembro de la familia real de los Emiratos Árabes Unidos. Por supuesto, el objetivo de Al Maktoum es poner al Getafe en la lucha por los puestos de vanguardia, y clasificarlo para las copas europeas. Sin embargo, tiene también planes precisos en el sentido de convertir al Getafe en la puerta de entrada de los jugadores árabes al mercado español. Todavía no hay información sobre el presupuesto con el que contará el equipo a partir de julio, pero si es por plata, al grupo Royal Emirates le sobra. El consorcio controla más de 200 empresas en sectores como el petróleo, el gas y las nuevas energías.

Plan quinquenal, Malaga C.F.

Propietario: Abdullah ben Nasser Al Thani, de Qatar

Pagó: 36 millones de euros

El jeque, miembro de la casa real y primo del dueño del PSG, posee un vasto imperio de negocios en áreas tan disímiles como el petróleo, las telecomunicaciones y la construcción. A mitad de 2010 le dio por el fútbol. Sus motivaciones son económicas. Dicen que hace poco ganó una licitación para la ampliación del puerto de Marbella, que costará unos 80 millones de euros y le generará los derechos de explotación por cuarenta años. Su poderoso bolsillo ya se ha hecho notar en el equipo. Cuadruplicó el presupuesto del club e invirtió en una nómina considerable que encabeza Fernando Hierro como gerente deportivo y Manuel Pellegrini como director técnico. En cuanto a jugadores, adquirió a los argentinos Martín Demichelis y Diego Buonanotte, a los holandeses Ruud Van Nistelrooy y Joris Mathijsen, al francés Jérémy Toulalan, al brasileño Julio Baptista y al español Santi Cazorla, por el que desembolsó 20 millones de euros. Su plan de salir campeón —dice— es a cinco años ¿Le alcanzará la chequera?

El equipo del Mister, Racing Club de Santander de España

Propietario: Ahsan Ali Syed, de India.

Pagó 15 millones de euros

No es jeque, pero parece que lo fuera. Le dicen Mister Ali y es uno de los empresarios más prósperos de la India. Se vanagloria de poseer un capital que supera los 8.000 millones de libras esterlinas, repartidos en más de 130 empresas, aunque no hay pruebas de que posea tanto dinero. Su más reciente excentricidad (de él se dice que tiene muy buenas relaciones con los comerciantes de armas) ha sido la de adquirir un club de fútbol profesional. Con la compra del Racing, en enero de 2011, Ali se comprometió a saldar todas las deudas del equipo, incluidos los sueldos atrasados de los jugadores. Pero de eso tan bueno no podían dar tanto. Durante todo el año pasado Ali incumplió una y otra vez con los pagos prometidos. La razón, opinan los entendidos, es que la verdadera intención de Ali al comprar el club era servir de intermediario para vendérselo a grupos inversionistas de Bahréin que, finalmente, no han aparecido. Lo único que ha hecho Ali por el Málaga, desde el punto de vista futbolístico, es garantizar la presencia del jugador mexicano Giovanni Dos Santos en las filas del Racing. Pero no mucho más. El Mister ha resultado un fiasco.

 

 

Tags: Europa - Fútbol - jeques

Publicidad

Publicidad

Publicidad