Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Vestidos de baños ¡sin edad!

Por: 
Angélica Gallón Salazar
¡Presta atención a estos trucos y luce increíble en las vacaciones!

Admitámoslo, no todas las mujeres tenemos esos cuerpos ligeros y torneados que nos proponen las revistas. Pero aunque nuestras medidas trepen por el metro y nuestro busto no mantenga necesariamente ese estricto equilibrio con nuestras caderas o nuestras nalgas, siempre hay formas de usar los mejores trucos de moda para lucir bellas y glamurosas en la playa. Este artículo es para aquellas mujeres maduras, que caminan jóvenes y seguras a través de las décadas, que aunque ya no se sienten cómodas en el colorido y los mini bikinis, no quieren perder elegancia, atrevimiento y belleza al momento de comprar un vestido de baño.

Hay un mito que suele acechar la cabeza de las mujeres cuando sienten que deben hacer la transición del bikini al enterizo, “que van a parecer unas viejitas”. Este malentendido se está viniendo abajo en esta temporada en la que los vestidos de baños enteros aparecen con fuerza para estilizar y delinear la silueta femenina.

En cuestión de bañadores es imperioso ir a las tiendas en busca de un vestido que provea de control de abdomen y de cortes definidos en el busto que lo marquen, respeten su caída natural, pero le den algo de realce. “El estilo halter, que es el de copas completas que se amarran en el cuello benefician los bustos grandes o que han perdido algo la forma”, explica la diseñadora de Onda de Mar Juana Espinal.

Otra buena idea al momento de elegir las prendas de baño es seleccionar en el mostrador los strapless, que vienen con mucha fuerza para esta época. Quizás no haya una ruta más directa a la seducción y la elegancia que usar un lindo enterizo que deslumbre con un escote profundo o con un par de hombros desnudos.

Pero si realmente lo que les demanda el paso de los años es tan solo un poco más de tela en el bikini, existe en el mercado una silueta muy favorable, los tankinis. María Adelaida Prieto, directora de diseño de trajes de baño de Leonisa, asegura que “estos vestidos de dos piezas, que a diferencia del bikini forran gran parte del torso, son ideales para las mujeres que quieren disimular algunas áreas problemáticas”. En realidad, más allá de elegir un enterizo o un tankini, lo que María Adelaida Prieto sugiere es que las mujeres sepan qué cortes les convienen y busquen vestidos de baños que propongan un buen sostén en el busto, y traten de resaltar partes como la espalda, el pecho, los hombros o las piernas.

En materia de color las instrucciones son muy específicas. El negro sigue siendo el rey, el que mantendrá un fino equilibrio entre la sobriedad y lo sexy. No teman llevarlo y combinarlo con blanco o beige. Sin embargo, Juana Espinal asegura que la temporada trae más opciones: “Está pasando algo muy interesante, el color crudo, el que para muchos es el nuevo blanco, tiene un efecto alargador sobre el cuerpo y es ideal para las mujeres maduras, los colores turquesa son propios para verse estilizadas y diferentes, y en nuestras colecciones nosotros siempre metemos uno o dos colores de temporada así que si quieren lucir modernas pueden optar por el morado o el verde petróleo”.

Un vestido para cada silueta

Aquí hay algunos truquitos que les ayudarán a acentuar sus mejores atributos y a la vez lidiar con aquello que no les gusta tanto de su cuerpo.

Busto pequeño:

La mejor idea para crear algo de realce y de volumen en el pecho es usar flequillos, pliegues, drapeados, apliques o recogidos. Las rayas horizontales también suelen ser sugeridas por las expertas para crear prominencia. El mejor corte son los triángulos con tiras delgadas que acentúan la forma del busto.

Ocultar algunos rollitos:

Los cinturones de tonos claros o los vestidos de baño que tiene cintura alta ayudan a disimular los gorditos y a compactar la figura,. La función de los cinturones claros será centrar la atención en las partes más delgadas del abdomen creando así sensación de cintura. Mientras más oscura sea la parte inferior del vestido de baño más efecto reductor tendrá.

Caderas anchas:

Por contraste si llevas un vestido de baño con un escote importante y centras la mirada en tu torso, es posible que unas caderas grandes pasen desapercibidas. Una vez más el café, el azul y el negro serán tus mejores aliados para aligerar esa zona. Olvídense de los vestidos de baño con mucha pierna, elijan más bien pantis o boyshorts a la cadera.

Busto grande:

Lo mejor es elegir el estilo halter que es de tiras anchas que se trepan por el cuello y que recogen de manera natural el busto. Ideal también las tiras anchas en la parte inferior del sostén, si escogen bikini, para así obtener más soporte. El escote en forma de v es perfecto para mostrar solo lo necesario de piel y a la vez sentirse súper segura.

 

Foto: Pinterest.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad