Se encuentra usted aquí

!Chocolates para todos los gustos!

El tradicional dulce tiene muchas presentaciones. Aquí le mostramos tres tiendas bogotanas que exhiben el producto en diferente forma y sabor. !Ideal para navidad!

XOCO, LA SERIGRAFÍA COMESTIBLE

Desde 2006, de las manos del chocolatero Yesid Castro, se fueron moldeando las visiones en recetas de dulce café y blanco. Fueron días de pruebas, ensayo y error, los que permitieron que esta marca se consolidara como una de las más representativas.  Bombones (chocolates con rellenos semi líquido elaborados en un molde) y trufas (masa moldeable que se remoja en chocolate y se deja enfriar) fueron las propuestas que después, la diseñadora María Gaviria, tomaría entre sus manos para crear un exterior provocador.

Es una coraza de colores, de estilos y de formas los que llevan a la chocolatería XOCO a un nuevo nivel. Cada diseño visible distingue un interior diferente. De sabores exóticos el sabor del anís, del jengibre, pasando por los más cotidianos como el café y el caramelo, toman forma en pequeños cubos que despiden ese característico olor del chocolate.

Los dulces que se preparan en Xoco tienen una durabilidad máxima de un mes, debido a la pureza de sus ingredientes.El sabor del maracuyá es el preferido de la casa y se presenta con chocolate blanco, relleno de esta fruta de la pasión, semillas de amapola y una cubierta completa de chocolate oscuro.

Almendra, sugar free, chocolate caliente aromatizado, maridajes, barritas de crocantes de pistacho, semillas de girasol, entre otros, son algunas de las delicias que esta tienda realiza, cada vez que se proponen la dulce tarea de crear chocolate.

Encuentre a XOCO: Centro Comercial Andino (Bogotá-Colombia), primer piso local 149

PASIÓN POR LOS CONTRASTES

Si es de los que disfruta la combinación de sabores y texturas, dulce con ácido, suave con firme, los chocolates de Tropical Passion le encantarán.
A primera vista, los confites de la marca bogotana parecen difíciles de comer. La base del dulce es una bolita rellena y en la punta exhiben una “tela” que parece un adorno.

Para evitar la confusión, la caja donde se empacan trae una instrucción “todo el chocolate es comestible”, pero hace falta una segunda regla “ingerir todo el dulce en un solo bocado”.

Cuando el consumidor prueba el chocolate completo experimenta una sensación de contrastes. El relleno de la bolita es ácido y la tela que lo complemente es dulce. Las combinaciones varían: relleno de mora con exterior de coco, maracuyá con fresa, mora con papaya son algunas de las preparaciones.

El chocolate con el que se prepara esta  “flor comestible” es de origen, lo que quiere decir que tiene una alta composición de cacao , 80%. Sus creadoras, las mujeres de la familia Valencia, oriundas de Popayán, pusieron en marcha esta confitería hace 3 años, cuando una de las hijas de Claudia de Valencia, se dio a la tarea de inventar una empresa que usara materias primas colombianas.

Por ser un producto elaborado de manera artesanal, su precio es elevado, una caja de tres unidades cuesta alrededor de $5.000. Sus mayores compradores – hoteles, viajero, personas encargadas de enviar souvenirs colombianos al exterior- están siempre dispuestos a cancelar esta suma.

Para realizar pedidos comuníquese al (1)5338263

KAKAW, INSPIRACIÓN EN CADA TEMPORADA

Hace dos años Andrea Martínez y Jaime Rojas unieron su pasión por el chocolate para crear un proyecto de vida diferente. Con su lanzamiento en la IV Feria de Gastronomía (2009) realizada en Corferias, Kakaw se posicionó como favorita;  “los comentarios de nuestros clientes siempre han sido buenos y motivadores, esto nos convence de que el camino elegido es el correcto”, comentaba Andrea en ese entonces.

Su arte hecho chocolate, se divide en bombones, trufas y mermeladas, que dispuestas en impecable forma, dan paso a resultados diversos. Sin embargo un aspecto que destaca es su colección de temporada navideña.

En la tienda los chocolates toman diferentes formas, todas alusivas a la temporada navideña: Papá Noel y sus renos; bolas navideñas; CD’SM; rompecabezas; chupetas;  y pequeños árboles, introducen al cliente en  esta época del año donde el consumo de dulces es común.

El empaque de estas confituras resulta tan llamativo como las formas de los chocolates. Las cajas son de madera de pino y aquellas que vienen con una botella de vino conservan un agradable olor a uva.

Con la intención de abrir 3 puntos de ventas más, la chocolatería creada por dos ingenieros se busca lograr un posicionamiento de marca mayor resaltando los tres aspectos que la distinguen, según Andrea Martínez, “diversidad de sensaciones y sabores, presentación de nuestros productos y responsabilidad social”.

Centro Comercial Hayuelos (Bogotá-Colombia) frente a la plazoleta de comidas local 2-115. www.kakaw.com.co 

 

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad