Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Cuál es la relación entre la belleza y el sueño?

Por: 
Redacción Ellas
La relación entre la belleza y el sueño
En la noche las células del cuerpo se regeneran ocho veces más rápido que durante el día y se liberan hormonas que pueden detener el envejecimiento.

Los niveles de belleza aumentarían considerablemente si durmiéramos muchas más horas. Cuando descansamos el ciclo biológico se activa, las células eliminan los radicales libres (causantes del envejecimiento), se libera estrés y se producen las hormonas responsables de la calidad de la piel y del cabello. Y qué decir de la salud: quienes duermen ocho horas como mínimo tienen una calidad de vida superior, experimentan menos dolores y son menos propensos a padecer enfermedades degenerativas.

Son innumerables los estudios que han demostrado la relación entre el descanso y la belleza, sobre todo en cuanto a regeneración de la piel. Por eso recomiendan los expertos que antes de ir a la cama se usen productos para evitar las arrugas, mejorar el tono y dar elasticidad. Así las cosas, solo dormir es uno de los mejores tratamientos de belleza.

 

Piel sana

En la noche, la epidermis se hace más delgada y se hace más receptiva a productos. Por eso, uno de los primeros inventos de la estética fue crear cremas nocturnas. Karen Smith, directora del So Spa del Hotel Santa Clara en Cartagena, recomienda esta rutina nocturna para la piel: Desmaquillarla o limpiarla, exfoliarla una vez por semana, hidratarla (dependiendo de la edad y la necesidad de la piel), usar siempre crema para el contorno de ojos y labios.

 

Cuerpo en forma

Bibiana González, directora médica de VÄL, explica que si la finalidad es perder peso y decides ejercitarse de noche, lo mejor es una rutina de ejercicio continua pero suave: caminar, montar bicicleta o elíptica durante 40 minutos. Dice que la alimentación debe ser ligera para que el cuerpo descanse. Lo ideal es comer una proteína acompañada de ensalada y no ingerir carbohidratos.

 

Yoga y meditación

Es un entrenamiento físico, mental y espiritual. Además de sanar algunas dolencias y mejorar el rendimiento, ayuda a aliviar el estrés. Se debe realizar en un espacio tranquilo para favorecer la concentración. Se puede practicar sobre una alfombra o manta y en una habitación ventilada. Una técnica de respiración: inhalar contando hasta cinco, sostener la respiración y dejarla salir en el mismo tiempo (contando hasta cinco). Prepara el cuerpo para el descanso.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad