Flavia Dos Santos revela los secretos del sexo

Miércoles 23 de noviembre de 2011

La sexóloga brasileña reúne en su segundo libro los problemas más dramáticos sobre sexo y les da solución.
 

Flavia Dos Santos revela los secretos del sexo
Flavia Dos Santos y su segundo libro, ¿Qué hago con el sexo?

75

Compartido
Compartir:

Las abuelas de Flavia Dos Santos , Diva y Rosa, eran dos mujeres eróticas. La primera ensayaba frente al espejo la pose que haría en las reuniones sociales. La posición de su pierna bajo una falda a la altura de la rodilla, el movimiento de su mano cuando acariciaría su pelo, la postura de su espalda cuando recogería una hebilla del suelo.

Su otra abuela, la materna, le enseñó a acicalarse antes de acostarse. Se perfumaba dos minutos antes de ir a la cama. Se peinaba una hora antes de recibir a su esposo en el dormitorio. “El día que tengas un hombre a tu lado entenderás que así se mantiene un matrimonio” le decía.

Sus abuelas se convirtieron en la inspiración para convertirse en una de las sexólogas más reconocidas del Suramérica. A su consultorio llegaron incontables cartas, mails y llamadas abogando por un consejo para superar los problemas que trae el sexo , las relaciones de pareja, la monotonía y hasta el amor.

Este año Flavia Dos Santos decidió juntar los 300 casos más relevantes que llegaron a su oficina y recopilarlos en un libro con problemas y soluciones. ¿Qué hago con el sexo? es la segunda publicación de la brasileña.

Recogimos los casos más interesantes para nuestros lectores y las soluciones que la experta le dio a cada uno

1. Cambio de roles

“Mi pareja es un hombre que disfruta siendo mujer.  Dice que quiere experimentar lo que sentimos las mujeres el orgasmo , la menstruación etc. ¿Será que no está satisfecho con su condición masculina?

Respuesta de Flavia:  usted y su pareja tiene conflictos por solucionar, él está en un momento de experimentación y usted no. Tienen un desencuentro muy grande. Deeben llegar a acuerdos. La terapia de pareja puede ayudarles a encontrar las motivaciones que cada uno tiene y los caminos que cada uno quiere seguir.

2. Hombre en tanga

“A mi esposo le gusta ponerse mis tangas y eso me incomoda. Además disfruta la penetración anal. A veces pienso que es gay. ¿Es normal este comportamiento en un hombre de verdad?”

R: eso se llama crossdresser, una modalidad de ejercitarse con la ropa interior femenina o masculina. No significa que su esposo sea gay. Lo que caracteriza la homosexualidad es el deseo hacia personas del mismo sexo y no hacia una zona del cuerpo o prenda erótica.
En cuanto a sus dudas sobre penetración anal, le cuento  que los hombres y las mujeres tenemos muchas terminaciones nerviosas en la zona anal y cuando son bien estimuladas suele ser una experiencia placentera.

3. Matrimonio monótono

“La monotonía está acabando con mi relación. Además me siento gorda y me da vergüenza desnudarme frente a mi marido. He hablado con él al respecto pero parece un témpano de hielo”

R: Usted se siente mal con su cuerpo, esconde bajo la ropa el exceso deseo y esto la aleja de su marido. Pareciera que él no quiere derribar ese muro que usted misma construyó . Ustedes utilizan la rutina como excusa para evadir un problema mayor: la falta de intimidad. Rompa usted el témpano de hielo, acérquese físicamente, béselo, hablele sonría y trate de dialogar después de eliminar esa barrera.

4. La caprichosa

“Tengo dificultad para llegar a un orgasmo, sólo lo consigo cuando estoy encima de mi pareja. Ahora tengo una relación paralela pero no consigo tener un orgasmo con él. Sólo con mi compañero habitual. ¿Qué me pasa?”

R: usted si disfruta el sexo, tanto que sabe cuál es la mejor posición para tener un orgasmo y se entrega al placer en una relación construida , entonces, ¿para qué necesita otra persona? Usted y su amante no tienen compatibilidad sexual, así que déjelo.

5. Pene torcido

“Tengo 23 años y una gran inquietud, cuando mi pene está erecto se ve torcido y me da miedo tener relaciones sexuales. ¿Qué puedo hacer?

R: Debe consultar un médico urólogo, pues podría tener la enfermedad de Peyronie. No es contagiosa ni letal. Par algunos hombres no representa problema pero otros sienten dolor durante la erección y al pierden. No tenga miedo, ni vergüenza. Consulte un urólogo para que le ayude.

 

 


 

Cromos.com.co
Publicidad
Publicidad

Lo más...

.