La gran diferencia entre hidratar y humectar la piel

Jueves 18 de agosto de 2011

Ambos verbos se parecen en que le dan agua a la piel. La diferencia radica en que la hidratación es superficial y la humectación repara en profundidad.

La gran diferencia entre hidratar y humectar la piel

72

Compartido
Compartir:

La piel tiene memoria y los excesos cometidos en la juventud se manifiestan en la edad adulta en forma de arrugas, manchas solares, flacidez, alteraciones de la textura, poros dilatados y pérdida de la luminosidad de la piel.

Según Campo Elías Páez, médico dermatólogo de Allergan: “Entre las causas del envejecimiento de la piel se encuentran la deshidratación y la oxidación, así como una mayor lentitud en la renovación celular”. Conocer nuestra piel y escoger el cuidado cosmético adecuado es importante para mantenerla saludable. El cuidado básico comienza en el hogar, utilizando productos adecuados para cada tipo de piel. Y existen muchísimos que ayudan a prevenir, retardar o tratar los problemas específicos en las distintas edades.

Existen tres categorías básicas de productos de cuidado de la piel: limpiadores, astringentes y humectantes; y, dentro de esta última, las cremas nutritivas. La buena apariencia de la piel está relacionada con el grado de hidratación. El diccionario de Random House estableció esta diferencia entre hidratación y humectación:

Humectante: Sustancia que absorbe o ayuda a retener la humedad.
Hidratante: Sustancia que imparte o restaura el agua de la piel.

Una crema es humectante cuando actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la evaporación del agua que contiene el tejido. Además, favorece la captación de agua del medio ambiente, la integra a la superficie cutánea y restablece el manto ácido de la piel, el cual protege el cutis contra la acción de factores dañinos del medio ambiente. Estas cremas son ricas en glicerina, urea, alantoína, pantenol, etcétera, sustancias capaces de retener la humedad en la superficie.

Una crema es hidratante cuando aporta la cantidad de agua que necesita la célula para sus funciones metabólicas. Las cremas hidratantes actúan en las capas profundas de la piel y pueden ser simples o complejas. Las simples son a base de lanolina y aceites vegetales, y las compuestas contienen sustancias activas, como vitaminas, sales y minerales. Se aconseja usar las hidratantes simples a partir de los 20 años y las complejas a partir de los 30.

Es importante recordar que la piel debe estar limpia y tonificada antes de usar la crema humectante al comenzar la rutina del día. En la noche, debe preparar su piel de la misma manera y dejar que el descanso nocturno le ayude a la crema hidratante a tener un mejor efecto.

Asesoría: Allergan | Cromos.com.co
Publicidad
Publicidad

Lo más...

.