Se encuentra usted aquí

Mitos y realidades sobre los cosméticos

El universo cosmético no para de crecer y de ofrecer nuevos productos, pero ¿se sabe cuánta verdad o mentira se esconde atrapada en cada envase? Expertos contestan.

Empecemos por uno de los temas más importantes, el bloqueador solar, ¿La protección solar es lo más importante para cuidar la piel?

Verdadero. Una vez limpia la piel, la hidratación y la protección solar son los pilares básicos para preservar la salud y belleza de la dermis, además de retrasar su envejecimiento. Es imprescindible utilizar una crema hidratante y protección solar durante el día y una crema regeneradora para la noche, explica el dermatólogo Jorge Soto.

¿Caducan los cosméticos?

Verdadero. Aunque están protegidos por conservantes que combaten su degradación, los productos cosméticos no duran toda la vida. El paso del tiempo, una manipulación errónea y un emplazamiento donde la humedad y el sol están presentes acaban con las bondades y beneficios de las cremas. "Una vez que los cosméticos se abren, los productos entran en contacto con el exterior y surge el riesgo de que se degraden bien por contaminación microbacteriana o bien por contacto con el aire", explica la esteticista Felicidad Carrera.

¿Son las mascarillas un tratamiento de choque?

Verdadero. Según los ingredientes y activos con los que están elaboradas, las mascarillas son tratamientos intensivos que tienen la potestad de tratar síntomas como el exceso de grasa, la flacidez, así como la de aportar luz o relajar la piel. "La frecuencia de su uso depende exclusivamente del tipo de dermis y de sus necesidades", explica la esteticista Felicidad Carrera, quien asegura que son muy efectivas y ofrecen grandes resultados porque "al estar diez o quince minutos en contacto con la epidermis los activos penetrar mejor.

¿El serum es el sustituto de la crema hidratante?

Falso. El serum es un refuerzo, un complemento extra para la piel  con potentes principios activos que tratan y resuelven problemas específicos como las manchas, la deshidratación o la falta de luminosidad. "Se deben utilizar por la mañana y por la noche sobre la piel limpia y antes de la crema hidratante o nutritiva", explica Mercedes Cano, directora de comunicación de Lancaster.

¿Se utilizan los productos antienvejecimiento a partir de los 40 años?

Falso. Dermatólogos y expertos en el cuidado de la piel recomiendan utilizar cremas hidratantes antienvejecimiento desde el momento en que la dermis muestre los primeros signos del paso del tiempo, como puede ser las líneas de expresión en la frente, las arruguitas en el contorno de los ojos o alrededor de la boca.

¿Funcionan los productos específicos?

Verdadero. Aunque hoy en día, los cosméticos de última generación están elaborados con fórmulas que hacen frente a varios problemas, convirtiéndose así en productos multifuncionales, las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz Cueto explican que es "conveniente utilizar productos específicos para cada problema, ya que los principios activos son más concentrados, lo que les otorga mayor poder para ofrecer resultados óptimos.

¿Es efectiva la nutricosmética?

Verdadero. La nutricosmética, cápsulas que actúa en las capas internas de la piel con el fin de potenciar la belleza, son complejos nutricionales que colaborar en mejorar las defensas y a conseguir un resultado estético mayor", explica Paola Gugliotta, directora de la firma Sepai. Cada píldora tiene una función particular. En el mercado las hay desde las que hidratan la piel hasta las que prolongan el bronceado, pero ninguna sustituye las funciones del cosmético. No se debe tomar ninguna sin consultar previamente con el médico o el farmacéutico.

¿Existe la cosmética bio?

Verdadero. Es la alternativa a los ingredientes químicos. Esta cosmética, exige que el producto esté realizado con productos naturales y que mantenga una responsabilidad con el medio ambiente. Así, todos los ingredientes deben proceder de una agricultura ecológica, sin abonos ni pesticidas, además de cumplir requisitos tales como ausencia de parabenos -sustancias químicas que actúan como conservantes en los cosméticos-, siliconas, colorantes o materias primas de origen animal.

Publicidad

Publicidad

Publicidad