Se encuentra usted aquí

Trucos de las famosas para tener cuerpos de infarto

¿Cómo harán las estrellas del cine y la televisión para tener esos cuerpazos, aun después de unas nutridas y glotonas vacaciones? Aquí les contamos lo que hacen para enmendar los excesos y pecados cometidos después de una temporada de descanso.  

Beyoncé

La famosa cantante confesó que sus vacaciones son solo para el día domingo, porque de lunes a sábado, esté donde esté, evita la pasta, y basa su alimentación en comida con pocas calorías. “Estar en el escenario es un entrenamiento por sí solo. Cuando no estoy de gira, voy al gimnasio y hago los ejercicios de siempre, y nunca me faltan los abdominales y las sentadillas”.

Britney Spears

La cantante de pop, asediada por miles de fotógrafos porque se adelgazó o se engordó o le salió celulitis, confesó en una revista estadounidense que, aunque esté en vacaciones, mantiene su dieta y su rutina de ejercicios, porque tiende a engordar fácilmente: “Ya no tomo azúcar. No como frutas ni jugo de frutas por su alto contenido de azúcar. Como pollo, salmón, aguacates, huevos y sándwiches de pavo. Trato de consumir 1.200 calorías al día y, aunque parezca poco, realmente es bastante comida si se come lo correcto”.

Jénnifer López

La actriz puertorriqueña peca sin remordimientos, cada vez que toma vacaciones, pues para mantener sus espectaculares curvas realiza un duro entrenamiento con el mismo instructor de Silvester Stallone, Gunnar Peterson. Y en cuestión de dietas, sigue la del doctor Pierre Dukan, que se ha vuelto tan popular que ya publicó un libro: Yo no sé cómo perder peso. Su plan alimenticio tiene cuatro etapas: la primera, nada de carbohidratos; la segunda, proteínas combinadas con vegetales; la tercera incluye algunos carbohidratos; y la cuarta, comer de todo y para toda la vida.

Isabel Cristina Estrada

Milena en La teacher de inglés, se ha cuidado desde pequeñita. Sus padres así se lo inculcaron, lo mismo que a sus cuatro hermanas. Así que en vacaciones sigue con sus cuidados, que no representan ningún sacrificio, y lo que hace es variar su rutina de ejercicios: “Aprovecho para nadar, trotar en la playa y caminar”. Cuando llega a Bogotá, y si no tiene grabación, a las siete de la mañana sube a Patios (La Calera) en bicicleta y luego se va al gimnasio a hacer su rutina de ejercicio, por hora y media, basada en pesas y equilibrio. “En mi casa nos acostumbraron a comer alimentos saludables y nada de galguerías, por eso no hago ningún esfuerzo en la comida. Disfruto más tomarme un jugo natural que una gaseosa. Y no es por hacer dieta, es por salud”.

Coraima Torres

Lo primero que hace la actriz, quien grabó unos capítulos para Jungla de cemento, que pronto saldrá al aire, es “dejar de cenar pesado. Tan pronto llego de vacaciones comienzo a comer muy ligero, sobre todo después de las siete de la noche. Voy al gimnasio sin contemplación por lo menos el primer mes y abdominales todas las noches. Y por último, tomo mucha agua”.

Valentina Acosta

La protagonista de A mano limpia llegó de España, de pasar vacaciones al lado de Juana, su hermana, también actriz. “Comí, no mucho, sino muchísimo, siempre con vino, que nunca falta. Así que para volver a mi peso habitual, trato de subir la montaña dos veces a la semana; hacer power plate que me ayuda a quemar y tonificar y a no comer harinas en la noche”. Sencillo pero efectivo.

Alejandra Azcárate

La actriz y comediante comenzó el año con bastante ajetreo, pero aprovecha su tiempo libre para bajar lo que subió en estas vacaciones: “Como ahora no tengo tiempo de nada (grabando Las santísimas, nueva novela de Teleset, y el stand-up comedy) uso diariamente mi equipo de gimnasia pasiva y hago pesas en la sala de maquillaje. Además cancelé las harinas por la noche”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad