Consejos para que los niños crezcan sanos

Martes 11 de agosto de 2009

Al ser una etapa en la que se define la buena salud, la nutrición durante la niñez resulta ser determinante. Consejos para lograr que su hijo
crezca sano y fuerte.

Consejos para que los niños crezcan sanos

0

Compartido
Compartir:

Alimentar a un infante no es cosa de niños. Durante los primeros tres años el cerebro crece, la memoria se desarrolla y el sistema inmunológico se fortalece. Por esa razón una dieta balanceada es necesaria, ya que cualquier estado de malnutrición afecta directamente el normal proceso de aprendizaje y puede acondicionar una frágil contextura física.

El mejor alimento en los primeros seis meses es la leche materna. Si por alguna razón no puede ser suministrada, lo ideal es que sea suplementada con algún otro producto de formulación médica. Así mismo, durante el primer año no es recomendable abusar de la leche de vaca, ya que puede ocasionar dermatitis y alergias respiratorias.

Adriana Amaya, nutricionista y dietista de la Universidad Javeriana, aconseja introducir una alimentación balanceada a partir del sexto mes, con un cambio gradual en la textura de la comida: “Lo ideal es que la dieta del bebé pase de un estado líquido a una consistencia semisólida entre el sexto y el octavo mes, para que cuando cumpla un año se pueda adaptar fácilmente a lo que come la familia”.

Por eso ella también dice que es clave combinar los alimentos, de tal forma que en ellos pueda encontrar todos los nutrientes que necesita un organismo para su normal desarrollo. Uno de los más importantes es el hierro, que es clave para el crecimiento físico. Claudia Angarita, nutricionista de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica, destaca “las grasas, los carbohidratos y las proteínas, que son nutrientes generadores de energía”.

Durante la etapa de crecimiento, los niños pueden pasar por momentos de inapetencia. Las mamás deben saber que en la edad preescolar (hasta los cuatro años) los niños tienen más hambre por las mañanas, y en la edad escolar (después de los cuatro años) tienen más apetito por las tardes. Por eso ellos siempre comerán más y mejor al desayuno o al almuerzo (dependiendo del caso), y por eso no debe causar preocupación que coman poco de noche, por ejemplo, ya que ellos se alimentan mejor en otras horas.

La inapetencia también se puede dar por casos aislados como la anorexia infantil (que se presenta en niños muy activos que no les llama mucho la atención los alimentos), la aversión a la comida (que tiene que ver con un asunto completamente sensorial) o por razones fisiológicas. En cualquiera de estos casos se recomienda motivarlos a practicar actividades deportivas y a hacer ejercicio.

Las 15 buenas normas de la alimentación infantil

» Deje que el niño coma sola. Que se autoalimente.

» Juegue a que pruebe nuevos sabores. No se quede sólo en los sabores que conoce y le gustan. Experimente con ingredientes y nuevas recetas.

» La hora de comer es la hora de comer. No permita que mientras coma haga otras actividades como ver televisión, jugar, leer...

» Es importante que le enseñe los horarios para comer. Si se acostumbran a comer a determinadas horas seguro que tendrá muy buena digestión.

» Hágalo parte de las preparaciones. Seguro que si su hijo prepara sus propias recetas se las comerá con más gusto que si no conoce los ingredientes que está probando.

» Contrario a lo que creían las abuelas un niño gordo no es un niño sano, puede estar sufriendo de obesidad y tener mala alimentación.

» Si su hijo todavía toma tetero, no endulce la leche o los jugos que le da. Mientras más tiempo evite el azúcar mucho mejor.

» Evite que su hijo coma galguerías y si va a comer entre comidas es mejor que también tenga un menú alimenticio a la mano: frutas, cereales y jugos son una excelente opción.

» Evite darle o negarle alimentos como premio o castigo.

» Acostumbre a que tome agua cuando tenga sed, en vez de jugos artificiales.

» Fomente la actividad física: el deporte, caminar, jugar.

» Evite que los planes familiares sean llevarlo a lugares de comida rápida.

» Desde el primer día de clase, acostumbre a su hijo a tomar un buen desayuno. Nunca debe salir de la casa sin desayunar.

» Enséñele a su hijo que debe masticar muy bien los alimentos.

» Haga que su hijo coma con moderación y variedad: un poco de cada cosa y no mucho de una sola.

Alimentación CESA

Una alimentación Completa, Equilibrada, Suficiente en cantidad y Adecuada a la edad es la base de un desarrollo completo y saludable. Por eso los especialistas recomiendan raciones de comida completamente balanceadas con todos los grupos alimenticios:

» Del grupo de las frutas y los vegetales se aconseja comer todos los días.

» Del grupo de los panes, los cereales, el arroz y las pastas se recomienda consumir entre 6 y 11 porciones semanales.

» Alimentos como carnes, aves, pescados, huevos y granos deben ser consumidos al menos 3 veces cada 7 días.

» La leche y sus derivados son muy buenos si se consumen mínimo 3 veces por semana.

» Las grasas, los aceites y los azúcares sólo se recomiendan consumir esporádicamente.

Cromos.com.co
Publicidad
Publicidad

Lo más...

.